Me quiere, no me quiere, me odia

Los argentinos, ¿somos bipolares no diagnosticados? ¿Qué extraño padecimiento acosa y contagia al periodismo deportivo que lo vuelve explosivo, irascible, exitista y en general [MUY] insoportable?

El trastorno bipolar, también conocido como trastorno afectivo bipolar (TAB) y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva (PMD), es un conjunto de trastornos del ánimo que se caracteriza por fluctuaciones notorias en el humor, el pensamiento, el comportamiento, la energía y la capacidad de realizar actividades de la vida diaria.

La persona afectada por este trastorno alterna su estado de ánimo entre la manía o hipomanía —fase de alegría, exaltación, euforia y grandiosidad— y la depresión, con tristeza, inhibición e ideas de muerte.

En nuestra idiosincrasia como argentinos está la dualidad, la doble verdad, las dos o más caras de una moneda, la rebeldía sin causa y el infeliz conformismo.

¿Por qué lo único que permanece coherente en nuestro espíritu es el constante cambio de la euforia a la melancolía?

(Como este Messi que sabe y goza ganando en el Barcelona, pero sufre, reza y llora en la Selección Mayor).

Continue reading