Sufrir es opcional

Pero parece que en Sudamérica no nos damos cuenta. Todos los equipos del continente arrancamos el Mundial complicados. Incluso Uruguay que supo ganarle a Egipto lo hizo de manera precipitada sobre el final.
La pregunta que nos atormenta: ¿nos gusta sufrir? ¿No sabemos jugar sin suspenso? ¿El dólar tiene algo que ver? ¿Y los técnicos? ¿Los platos rusos vienen con sorpresa?

Y una más: ¿a qué no sabés quién estará festejando?

Continue reading

8 datos locos e irrelevantes de Rusia 2018


Todo empezó con un video de Will Smith tratando de seguir los pasos de Nicky Jam al ritmo de uno de sus hits bomba de los últimos tiempos. Lo que siguió fue una nueva canción oficial del Mundial. Sobre ese y otros temas te contamos 10 datos para que comentes en los baches entre partidos.

Continue reading

Gracias y perdón, Pagani

Como un intento de ordenar el caos, hemos organizado nuestras vidas tratando de encontrar sentidos, estructuras, rutinas predecibles, formas que puedan distinguirse, recuerdos, líneas de tiempo, planes y predicciones.
Y en esa lucha diaria contra la entropía estábamos cuando México le ganó a Alemania. Hola a todos y bienvenidos a la dinámica de lo impensado.

Atención: el de la foto de abajo NO es el técnico actual de México (el Profe Osorio), pero recordar a Miguel Herrera sólo nos convence más de que la locura atraviesa al fútbol por todos sus costados.

Continue reading

¿Orden y progreso? Desorden y retroceso

neymar-llanto-600x300

No filmó el exoesqueleto. Abrió el marcador con un gol en contra. Compró árbitros. Sufrió en octavos contra Chile. Presenció la fractura de su jugador estrella. Le hicieron 7 goles en semifinales. Perdió su último partido por goleada. Fue silbado, humillado y oleleado. El Mundial que prometía la revancha y la gloria terminó siendo la peor pesadilla para Brasil.

Continue reading

El analgésico Messi

brazil-soccer-wcup-argentina-bosnia.jpeg1-620x412

Los debuts casi siempre son complicados y, según estadísticas, Argentina en los últimos Mundiales no es excepción. ¿Será que nos entusiasmamos tanto con publicidades, promociones, figuritas, notas de archivo y tweets que cuando llega el día queremos salir los 40 millones juntos y a la vez a la cancha? Para colmo, está el síndrome Messi, con el que intentamos resolver u ocultar todos nuestros problemas (futbolísticos y hasta sociales).

Continue reading