Pizzi, Pitana y sobran argentinos

Con tres finales perdidas, es entendible que los argentinos no podamos esperar ni al segundo día de Mundial para saltar al campo de juego. Por eso, el partido inaugural tuvo árbitro y técnico de industria propia: Néstor Pitana y Antonio Pizzi.

¿Quién dejó más alta nuestra bandera?

Al misionero Néstor Pitana no le costó. Es su segundo Mundial dirigiendo (5to partido de Copa en total) y está a un encuentro de superar a Horacio Elizondo. (Pero ojo que el actual Director de Árbitros de la AFA dirigió la famosa final del cabezazo zidanesco y salió airoso).

El santafesino la pasó bastante peor. Además de desayunarse (en realidad fue una merienda) con cinco goles en contra (un par para el recuerdo), se fue decepcionado del equipo, dijo que era una “vergüenza” y hasta se lo notó con problemas para lograr que el traductor transmitiera su mensaje a los jugadores.

En la foto lo podemos ver queriendo invadir el campo de juego con su fútbol ante la inacción de sus dirigidos. Es probable quien mejor lo haya entendido fuese Pitana, a quien continuamente quiso llamarle la atención gritando su nombre. ¿Hasta dónde llegarán los otros argentinos?

Share Button

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.