El jugador “traé alfajores”

En todas las Selecciones existe el jugador número 23 que (como La 12 de Boca se considera una pieza clave del esquema por el aliento que puede cambiar partidos) es fundamental porque completa la lista, no estorba ni provoca demasiada controversia.

En pocas palabras, viaja para alentar, sabe que jugará poco y nada a menos que sucedan unas 19 lesiones y hasta puede provocar cierta ternura o entrañamiento.
¿Quién es el JUGADOR TRAÉ ALFAJORES DE SAMPAOLI?

En Sudáfrica 2010 el caso emblemático fue Ariel Garcé, que en ese momento jugaba para Colón, y a quien Maradona decidió convocar de forma más inesperada aún que a Martín Palermo. Ahí empezaron los chistes.

En Brasil 2014 Alejandro Sabella optó por varios de sus soldados del Pincha que podrían haber recibido el dudoso galardón de ‘comprasouvenires’ del grupo. Pero para muchos el verdadero jugador número 23 fue Ezequiel Lavezzi, con poca chance de entrar al campo de juego, singularizado como ‘macho sexy’ o como bromista de la escuadra, y finalmente afuera por una lesión tonta.

Valga aclarar que ni el tercer arquero podría ser considerado el menos importante (sería muy fácil) ni tampoco los que entraron por lesión ajena (Enzo Pérez, que hasta tiene chances de jugar unos minutos como homenaje).

Entonces… ¿quién?
A estas alturas el que más cerca está de ser menos que un sparring es el Huevo Acuña.
Y las razones:
– la sobreabundancia de delanteros y la puja Agüero-Higuaín que lo deja como tercero desfavorecido
– peleó demasiado para asegurarse un lugar en la lista
– otros dudosos como Meza, Pavón y Lo Celso ya se perfilan como titulares o primeros suplentes

¿Dónde estarán las verdaderas fichas de Acuña? ¿En el verde césped ruso o en el Havanna de Moscú?

Share Button

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.