De héroes y villanos

Es bien sabido (aunque aún negado) que Cristiano Ronaldo goza de una mala fama tal vez sólo superada por la de Icardi. En pocas palabras: CR7 juega (casi) igual de bien pero tiene más cara de malo que Messi, es menos ¿humilde? (en realidad tiene el don de palabra que a Lío se le escapa) y un par de cualidades físicas que lo configuran como el perfecto villano.

Hace unos días lo expulsaron (injustamente. Doble amarilla por sacarse la camiseta para festejar un golazo y después por lo que el árbitro consideró que era una simulación). Y para colmo reaccionó mal y se llevó 5 fechas de expulsión.

Sin embargo, hace unos cuantos años Messi protagonizó una acción similar también en un clásico. Año 2009, el Barcelona ganaba por 3 a 1, Lío se frustró y sacudió al árbitro. Ya entonces era el mejor del mundo y el juez decidió ni siquiera sacarle amarilla.

Tuvieron que pasar unos varios años más para que en un partido de Selección Messi insultara a la terna arbitral y recibiera 4 fechas de suspensión. Enorme polémica y miedo porque peligraba la clasificación argentina. (También incluso especulación con que se trataba de un plan del 10 para evitar algunos partidos molestos).

La hipótesis: ¿Es tan fuerte en nuestro imaginario el arquetipo del héroe y del villano como para que los hechos se tornen irrelevantes a la hora de juzgar a quienes clasificamos como tales?

Share Button

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.