Cabeza vs. corazón

Bandera_Argentina

La puta, el partido que se viene. Por un lado, “es solo fútbol”. Por otro, es el momento que vengo soñando hace rato, desde que me enteré que Messi. Demasiadas estadísticas, recuerdos, sueños, textos inspiracionales. No veo la hora de escuchar el himno-hinchada por última vez allá en Brasil, donde va a cambiar todo.

Imposible tratar de predecirlo. “Fue el Mundial de las sorpresas”, escucho decir. ¿Cuál sería la sorpresa entonces? ¿Que Alemania pierda, después de demostrar que es una máquina de hacer goles papi-fútbol? ¿Que Messi no gane el Mundial, después de todo lo que se dijo y todo lo que ganó con el Barcelona? Esto es una incógnita, cualquier resultado fue adivinado por alguien ya. No hace falta decir nada.

Los alemanes van con todo. Planean todo. Calculan todo. Juegan con la cabeza pero con una bien desarrollada, que piensa más allá. Que ve el futuro cercano. Y persiguen récords que van consiguiendo: la goleada a Brasil, la marca histórica de Klose. Le falta uno: el que nos negamos a darle, el del europeo que nunca cruzó el Atlántico con la copa.

Los argentinos tenemos lo otro, que ha demostrado ser igual de efectivo. Jugamos con el corazón. Con la camiseta. Con los sentimientos de 40 millones que, esoterismo aparte, influyen y mucho en los 11 que pisan la cancha. Creemos en la magia, en el gol milagroso, en la jugada que le hace un guiño a la física. Y vamos a dar la vida por esto, a lo Mascherano.

Que la cábala. Que los nervios. Que las redes sociales. Trato de prepararme para este momento y me doy cuenta que solo tengo que esperar. Vivir la vida como la vivo siempre, comer un asadito en familia, hablar del trabajo, relajar. Mirar el reloj y sentarme en el sillón, prender la tele y disfrutar la previa. De un partido que no va a ser más que un partido, pero que sé que pase lo que pase, en mi memoria va a estar para siempre. Es que no lo puedo evitar. Vamos Argentina carajo.

Share Button

One thought on “Cabeza vs. corazón

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.