¡Domingo de Derby!

A estas alturas es casi imposible ser indiferente a lo que ocurre en el universo cuando se enfrentan el Barcelona y el Real Madrid. Además, para quienes no gustan tanto del fútbol, la contienda se ha vuelto hoy algo de carácter inmensamente espectacular y es que, como se dice, la vida se parece mucho a una película. ¿O era al revés?

Cada vez que pienso en los protagonistas de este relato me parece evidente que estamos siendo espectadores de una película épica.

Si lo imaginás un poco, está claro que el Barcelona (por cómo se ha planteado la cosa, no por cuestiones éticas) encarna el bien. El Madrid es el costado villano, comandado por el terrible Mourinho, un tipo duro y frío que gobernará el equipo por muchos años. Una suerte de Sauron.

Si fuese una clásica, Mourinho sería malo simplemente por que le da placer. En cambio, en un relato contemporáneo, Mourinho sería malo porque ha sufrido severos traumas en su niñez. Del otro lado está o estaba Guardiola, el gurú del bien que guía al protagonista hacia su objetivo. En una segunda temporada de la serie o secuela de la primera peli lo reemplaza Vilanova, o bien porque el Gurú Guardiola ha muerto en una misión, o bien porque no ha habido suficiente dinero para recontratarlo.

Sin lugar a dudas nuestro protagonista es Messi, un tipo hecho y derecho, sin muchas vueltas y sin grandes inquietudes morales. Eso prueba que estamos ante un relato clásico, como si fuera una película de Steven Spielberg.

El villano, que tiene todas las características necesarias para serlo (carismático, seductor, odioso, hábil) es Cristiano Ronaldo. Es tan villano que hasta tiene un apodo de villano: CR7.

Y lo que más lo define como Villano son sus secuaces: Sergio Ramos, Marcelo y Pepe son los clásicos amigos malvados pero no tan sagaces del malo de la película. Hacen trampa y no sienten culpa, la afición los desprecia. En una batalla, Sergio Ramos sería el último en morir antes de Cristiano. El primer secuaz siempre es duro de matar.

Del lado de los buenos también están los amigos de Messi: Piqué es el tipo tonto pero simpático que todos terminamos queriendo, el que siempre cae en la trampa. Iniesta es el chico ñoño, el cerebro del equipo. Puyol es el veterano experimentado que probablemente muere al sacrificarse por la causa.

¿Todo esto no les hace acordar a los Supercampeones?


Muchas de nosotras, aunque estuviera mal visto, fuimos fervorosas fanáticas del equipo de Oliver Atom, que sin dudarlo era Messi, desde chiquito pegado a la pelota.


En mi opinión, Benji Price, para muchas eterno sex symbol, es Iker Casillas, lo que pasa es que estamos en la temporada en donde todavía atajaba para el equipo rival.
Tom, el aliado de Oliver en todas sus jugadas, ¿podría ser Xavi Hernández?


Steve es CR7, hasta casi se parece físicamente. Según se describía en la serie, Steve era altamente habilidoso, con un juego quizás más vistoso que el de Oliver/Messi, pero al final siempre ganaba la magia y el corazón de los Supercampeones.

Y las comparaciones pueden seguir…

Este domingo se juega una nueva edición del Derby Español: Barcelona vs Real Madrid.
¿Qué tanto se parecerá la realidad a la ficción?

Share Button

One thought on “¡Domingo de Derby!

  1. jajaja! Me encantó! Aunque disiento con Sergio Ramos, diría más bien que es el típico malo-tonto, algo así como la hiena más tonta de las 3 del rey león.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.