Fin de fiesta

El jueves pasado a eso de las 6 ó 7 de la tarde los ánimos de más de la mitad (¿la gran mayoría?) del país no podían estar más altos: se anticipaba el Superclásico más importante de al menos los últimos 10 años, en cancha de Boca, con una serie pareja, el Boca más firme y constante de las últimas temporadas y el River que, renacido de sus cenizas, venía demostrando por qué está, estuvo y estará siempre entre los más grandes (lo dice una bostera).

A esa hora nadie podía anticipar que momentos después íbamos a asistir al mismísimo fin del fútbol.
Continue reading

Angustia infinita

No tengo nada que reprocharle a los jugadores. Llegaron hasta el final, dieron todo, nos regalaron 6 festejos (tres de ellos, desaforados) y demostraron una vez más por qué Argentina siempre es de temer. Pero ¿quién me saca este vacío que me quedó adentro, esta tristeza profundísima por no haberlo obtenido todo?

Continue reading

Cabeza vs. corazón

Bandera_Argentina

La puta, el partido que se viene. Por un lado, “es solo fútbol”. Por otro, es el momento que vengo cumshot soñando hace rato, desde que me enteré que Messi. Demasiadas estadísticas, recuerdos, sueños, textos inspiracionales. No veo la hora de escuchar el himno-hinchada por última vez allá en Brasil, donde va a cambiar todo.

Continue reading

¿Orden y progreso? Desorden y retroceso

neymar-llanto-600x300

No filmó el exoesqueleto. Abrió el marcador con un gol en contra. Compró árbitros. Sufrió en octavos contra Chile. Presenció la fractura de su jugador estrella. Le hicieron 7 goles en semifinales. Perdió su último partido por goleada. Fue silbado, humillado y oleleado. El Mundial que prometía la revancha y la gloria terminó siendo la peor pesadilla para Brasil.

Continue reading

El analgésico Messi

brazil-soccer-wcup-argentina-bosnia.jpeg1-620x412

Los debuts casi siempre son complicados y, según estadísticas, Argentina en los últimos Mundiales no es excepción. ¿Será que nos entusiasmamos tanto con publicidades, promociones, figuritas, notas de archivo y tweets que cuando llega el día queremos salir los 40 millones juntos y a la vez a la cancha? Para colmo, está el síndrome Messi, con el que intentamos resolver u ocultar todos nuestros problemas (futbolísticos y hasta sociales).

Continue reading